No dudes en ponerte en contacto con nuestra empresa de rehabilitación e impermeabilización de fachadas en Oviedo si descubres en tu casa filtraciones, goteras, condensaciones o humedades; problemas que se derivan de una mala impermeabilización.

Para acabar con esto de raíz, no cabe otra que realizar trabajos de rehabilitación para conseguir que este paramento vertical deje de absorber el agua que acaba por deteriorar el revestimiento de la fachada. Son varios los sistemas que se pueden emplear para conseguir este resultado.

En este nuevo post del blog de nuestra empresa de rehabilitación e impermeabilización de fachadas en Oviedo, hemos querido aprovechar para contarte cuáles son los que se suelen utilizar habitualmente para conseguir la impermeabilización de estos muros exteriores.

Por un lado, se pueden utilizar impermeabilizantes incoloros, que pueden aplicarse sobre cualquier superficie sin que esta vea alterado su color original. Están los hidrófugos, que se usan cuando la pared está seca creando una barrera impermeable en el interior del soporte a base de siliconas. Se trata de un sistema económico de larga duración, no apto para superficies con fisuras.

También los mineralizantes, que penetran en la fachada y realizan un efecto cristalizador, de manera que los minerales del soporte endurecen las superficies deterioradas y generan una barrera impermeable. Tampoco son aptos para paredes que tengan grietas.

Los revestimientos de polímero o poliuretano generan una película superficial en el exterior de la fachada, con una gran elasticidad y que resulta impenetrable por el agua. Se aplica en varias capas hasta que se consigue una membrana que protege a la pared de los efectos del agua.

Algunos profesionales emplean también algunos morteros como el hormigón impreso para impermeabilizar paramentos verticales. Se trata de un material muy resistente que ofrece muchas opciones de personalización.

En Reformas Integrales Ferteja, S. L. somos especialistas en este tipo de trabajos. Ven a visitarnos y te daremos un presupuesto sin compromiso.