Las reformas pueden realizarse de manera integral o parcial y la rehabilitación de fachadas en Oviedo puede venir de la mano de otros cambios que, en conjunto, personalicen y mejoren en calidad los espacios.

En este artículo sobre la rehabilitación de fachadas en Oviedo queremos hablar de la diferencia entre estos dos tipos de rehabilitaciones de un hogar, ya sea un edificio, una oficina o una casa.

Como mencionamos, hay dos tipos de reformas: las parciales y las integrales.

Las primeras consisten en realizar algún tipo de reforma concreta. Este tipo de reforma requiere de menos permisos y documentación que la integral y sirve para darle otra cara a espacios concretos de manera independiente. Entre estos están las fachadas.

Las reformas parciales tienen algunas ventajas como:

  • Los pequeños cambios pueden modificar espacios mayores
  • Rápida adaptación a modas o circunstancias concretas
  • Es más barata que la integral
  • Mejora el precio de la casa cuando decidas venderla.
  • No necesitas mudarte mientras se realiza la rehabilitación

En el caso de las reformas integrales, la modificación se realiza totalmente, esto permite cambiar muchos otros elementos de la estructura. Tiene algunas ventajas, como, por ejemplo:

  • Diseñar la casa o el negocio desde cero, incluida la fachada y adaptarla a las necesidades que tengas en momentos concretos.
  • Mayor practicidad y comodidad
  • Te permite introducir nuevas tendencias
  • Puedes poner al día las instalaciones de electricidad. Puedes invertir en mejores energías y en elementos de más calidad.
  • Es un buen momento para introducir en la reforma aislamientos tanto acústicos como térmicos.

En Reformas Integrales Ferteja, S. L. tenemos el mejor equipo humano y tecnológico para realizar cualquier tipo de reforma, tanto parcial como integral. Visítanos o llámanos y permite que nuestros especialistas te guíen durante el proceso. Nuestra experiencia es la mejor señal de un trabajo profesional y totalmente garantizado.