Una de las tareas más importantes que tienen que realizar los operarios de las empresas de impermeabilización de terrazas en Oviedo, antes de empezar a colocar la tela asfáltica o el material que se haya escogido para impermeabilizar la terraza, es la de comprobar que toda la superficie está perfectamente preparada. Hay que asegurarse de la uniformidad de la superficie y también de su limpieza. La arena que pudiera quedar, los restos de escombros o los desperdicios en general van a impedir la correcta colocación del impermeabilizante y reducir su capacidad aislante.

En multitud de ocasiones, a fin de igualar la superficie, se hace necesario extender una capa de mortero. Un error que cometen a menudo algunas empresas de impermeabilización de terrazas en Oviedo es el de comenzar la colocación el impermeabilizante antes de que el mortero haya fraguado y esté completamente seco, algo para lo que se hace necesario esperar entre dos y tres semanas. Si no se respetan esos plazos fallará la adherencia y el agua de lluvia puede filtrarse con facilidad.

Otro error muy común en los trabajos de impermeabilización es el de no tener en cuenta las condiciones climatológicas en el momento de comenzar la instalación. Así, por ejemplo, si la temperatura exterior no supera los 5ºC jamás se debería comenzar su colocación porque no se agarrará con la fuerza suficiente.

Tanto los rincones en los que el suelo de la terraza se encuentra con las paredes como los sumideros o las juntas de dilatación son puntos en los que se debe ser especialmente cuidadoso en la colocación para evitar que se puedan producir fugas.

Si quieres garantía de un trabajo bien hecho no dudes en ponerte en contacto con Reformas Integrales Ferteja, S. L..