Cuando los profesionales de una empresa de pintura y rehabilitación de fachadas en Oviedo realizan su trabajo, los propietarios o vecinos se preguntan: ¿cómo ha podido ensuciarse tanto la fachada? Hay que tener en cuenta, como sabrás, que existen diferentes agentes externos que estropean la imagen de los edificios. Sin embargo, hay uno que las estropea por encima de otros: el tráfico rodado junto al edificio, especialmente en las zonas más transitadas.

Los coches son los principales causantes. En las grandes ciudades, los profesionales de la rehabilitación de fachadas en Oviedo vienen advirtiendo de que los efectos de la contaminación atmosférica van más allá de los problemas respiratorios, el ruido o la falta de espacio. El incesante tráfico rodado, con miles de motores de combustión pasando cada día por debajo de las ventanas, hacen mella en la fachada, la cual se va afeando y se va volviendo negra, hasta llegar a un punto insostenible.

Las fachadas muestran no solo el color negro: zonas más blancas de lo habitual o costras grises suelen estar visibles en la mayoría de casos por los vehículos y por una combinación de factores. Los depósitos de gasolina y partículas quedan depositadas en todo tipo de elementos y entran, incluso, a las viviendas. Es habitual que las personas que vivan o trabajen junto a una gran avenida sufran suciedad en el interior de los espacios, visible en forma de polvo o suciedad en mesas, cortinas, sillas y mobiliario. Pero sobre todo en la parte de afuera, con persianas y cristaleras cogiendo mucha suciedad. Lo mismo ocurre, así, con las paredes, las primeras en recibir todos esos humos de los tubos de escape de los vehículos a motor.

Desde Reformas Integrales Ferteja, S. L. pintamos y rehabilitamos fachadas con los mejores profesionales de Asturias y respondemos a todas tus dudas sobre fachadas. Contáctanos ya sin compromiso. Te estamos esperando.