Uno de los muchos servicios que ofrecemos en nuestra empresa de rehabilitación de fachadas en Oviedo es el de pintar los patios de luces que hay en muchos de los edificios comunitarios de nuestro país, patios que sirven a veces para tender ropa y dar salida a los humos de la cocina, pero que con el tiempo y las condiciones climatológicas se van deteriorando.

Como profesionales consideramos que este trabajo de pintar la pared del patio de luces se debería hacer, al menos, una vez cada diez años aproximadamente, tiempo que suele establecerse como el de la vida útil de una pintura en contacto directo con la intemperie, como es este caso. No obstante, esta recomendación es en términos generales, porque después dependerá de muchos otros factores, como el tipo de revestimiento de la fachada, la orientación y la zona geográfica, entre otros.

Por la experiencia de nuestra empresa de rehabilitación de fachadas en Oviedo, el mejor momento para hacer este trabajo es en primavera o inicios del verano, debido a que las temperaturas son más suaves que en pleno verano, época en la que se puede alterar el ciclo de secado, y también hay mayor ausencia de lluvias, aunque debido a la escasez de estas en los últimos tiempos, perfectamente se puede hacer casi en otoño.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que se trata de un trabajo difícil, debido a que se hace en altura, por lo que es fundamental elegir bien la empresa que cuente con todos los sistemas y equipamientos necesarios, así como formación específica de sus trabajadores. Cuenta con nosotros en Reformas Integrales Ferteja.